Esta es una receta desintoxicante, anti inflamatoria y buenísima procedente de la Índia. Si os gustan los garbanzos y las especias, no os la podéis perder. Es sorprendentemente fácil y rica.

INGREDIENTES (para 2 personas)

  •  Garbanzos precocidos (unos 350 gramos)
  • 1 vaso de arroz integral (preferiblemente basmati o de cocción relativamente rápida)
  • 4 tomates (y opcionalmente, también 2 cucharadas de tomate concentrado)
  • 2 cebollas
  • 2/3 dientes de ajo
  • Jengibre fresco (un trozo de 5cm/3 dedos)
  • Especias en polvo: comino, cúrcuma, garam masala y chile. Las más importantes son la cúrcuma, comino y el garam masala (el garam masala es una mezcla de especias que te pueden dar en un “paqui”o tienda similar y contiene cardamomo, semillas de comino, pimienta negra, clavos, nuez moscada, cilantro y canela)
  • 2/3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

PREPARACIÓN

  • En una sartén, añade un poco de aceite de oliva (2/3 cucharadas) y caliéntalo a fuego bajo-medio.
  • Corta las cebollas, ajo, y jengibre en trocitos pequeños. Añade los trocitos de cebolla en la sartén una vez el aceite esté caliente (no mucho – recuerda que el aceite de oliva se quema muy fácilmente). Junto con la cebolla, añade también una buena cucharada de comino en polvo. Deja que la cebolla se cocine junto con el comino, durante unos 5 minutos.
  • Ahora añade el ajo y el jengibre y deja cocinar otros 5 minutos. Remueve para ver si falta un poquito de aceite.
  • Cuando la cebolla, ajo y jengibre estén más suaves, es hora de tirar los tomates pelados y cortados en trocitos muy pequeños (también se pueden triturar). Si lo usas, tira también el tomate concentrado.
  • Añade junto con los tomates las especias que hayas conseguido: garam masala, cúrcuma (1 cucharadita de cada, como mínimo) y chile (una pizca). Se puede añadir también medio vaso de agua caliente para que quede una buena salsa de tomate. Recuerda que puedes pedir garam masala en cualquier “paqui” o tienda hindú. Son muy amables y estarán encantados – y sorprendidos-  de que se lo pidas. Y sino utiliza las especias que tengas disponibles.
  • Al cabo de unos 10 minutos la “salsa” ya estará lista. Mientras se está cocinando, hierve el arroz integral. Cuando esté listo, cuela el agua. Si no quieres usar arroz, se pueden comer los garbanzos solos.
  • Limpia y cuela los garbanzos y añádelos a la sartén. Mézclalos bien con la salsa. Preséntalos con arroz (mezclado con los garbanzos, o a parte).

 

 

Leave a reply