PAN DE AVENA CASERO

Si quieres disminuir tu ingesta de pan, pero te encanta y no tienes remedio…esta puede ser una magnífica alternativa para tí. No se trata de un pan tradicional, pero es una alternativa facilísima, rápida y sin complicaciones para personas sin mucho tiempo o talento excesivo para la cocina. El resultado son unas tostadas “planas” para poder untar cualquier cosa que te apetezca.

INGREDIENTES
  • Harina de avena
  • Agua
  • Sal marina u otros condimentos (opcional)
  • Aceite de oliva extra virgen
PREPARACIÓN
  1. Calentar el horno a 170-200 grados durante unos 10 minutos
  2. Mezclar la harina de avena con agua en proporciones más o menos iguales, hasta que quede una textura semi-líquida. No se trata de que quede tan sólida como la masa para hacer pan tradicional. Lo mejor es que sea una textura tipo papilla, ni sólida ni del todo líquida. Se puede anadir un poco de sal marina para realzar el gusto.
  3. Después de haber mezclado bien la harina y el agua, añadir unos chorritos de aceite de oliva en la base de un recipiente más bien ancho y poco alto, para que no se enganche. Se trata de hacer un pan “plano” que nos sirva para poder untar aguacate, patés vegetales, etc. Así que lo ideal es que nos quede como máximo un dedo o dos de grosor.
  4. Hornear unos 10 minutos o hasta que la superficie se vea seca.

A disfrutar!

Leave a reply